sábado, 12 de julio de 2014

colgante mixto


Hola queridas amigas,que bueno volver a saludarlas.
Yo contenta por que esta semana tuve la alegría de que mis hijos,
fueran abanderados en el acto escolar del 9 de Julio día de la Independencia.
Demás esta decir lo orgullosos que estamos con el papá.

Son nenes con excelentes promedios,responsables en su estudio y gracias a ello
cada año son elegidos por sus seños para ir a la bandera.Me siento muy conteta!!.
Esta vez coincidió que fueron abanderados los dos el mismo día así que mucho más especial.

Lo otro que me tiene contenta es que:
(permitanme resaltarlo escribiendolo en mayuscula)
ARGENTINA VA A JUGAR LA FINAL DEL MUNDIAL 2014!!!!!.
Mucha alegria,muchos nervios,muchos nervios y más nervios,
pero por sobre todo la esperanza y el deseo de ganar la copa del mundo!!!.
VAMOS ARGENTINA!!!!!.
Y no me quiero emocionar por que pongo a cantar la tan conocida canción.


Dejando de lado todo el fútbol.
Les quiero mostrar esto que hice, mezclando dos técnicas que me apasionan.
El crochet y hacer doodles.
Ando con las agujas,lanas,papeles y marcadores para todos lados.
Aquí logre fusionar lo que me gusta.

No puedo dedicar este post a la profe,Stella de Scraptella.
Quién hizo que descubriera este fascinante mundo de garabatear doodles y zentagles.




Gracias por tomarse su tiempo e pasar a visitarme,leerme y dejarme una palabras.
Cariños inmensos,GABY_MANOJITOSDEIDEA.

4 comentarios:

silvia montaña dijo...

muy interesante!!!gracias y fuerza para hoy !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

susylu dijo...

wooowww Gaby!!! Que lindo :) eres toda una artista :) me encanto el resultado de esta fusion :) felicidades a tus nenes y mucha suerte en la final :) te dejo un fuertisisisisimo abrazo :)

papallones de colorins dijo...

Una belleza de colgante, es una pasadaaaaa Felicidades

Beatriz Villanueva dijo...

Ahhhh! Qué bonito! Me encanta el colgante, el pajarito es una preciosidad. Yo también aprovecho los "garabatos" para otros trabajos, Stella no ha abierto muchas posibilidades, verdad?
Un beso, Beatriz